El proceso de malteado en la cerveza es clave para su producción.

La malta es uno de los cuatro ingredientes necesarios para producir cerveza, junto al lúpulo, el agua y la levadura.

La malta se elabora a partir del tratamiento del cereal que, al germinar, crea azúcares a partir de las moléculas de almidón del grano.

Pero ¿cómo se obtiene la malta?

cerveza-malteadoEl cereal usado de forma más frecuente para este fin es la cebada. Sin embargo la malta para cerveza también puede elaborarse a partir de otros granos como el de trigo, centeno o avena.

Ejemplos de cervezas elaboradas con malta de trigo son la alemana Paulaner la nueva variedad Trigo de Cruzcampo.

Lo sofisticado de este proceso consiste en que el maestro cervecero lo detiene justo en el momento que considera perfecto para conseguir el color, sabor y cuerpo deseados para la cerveza.

La combinación del lúpulo elegido, junto a este momento en el que se detiene el malteado, es lo que hace de la elaboración de la cerveza un arte.

El proceso de malteado también se lleva a cabo para la producción de otro tipo de bebidas y licores, como el whisky.

¿Cómo se lleva a cabo el malteado?

Este paso imprescindible consiste en el tratamiento del grano para dar lugar a la malta, que es la base de la cerveza.

Los pasos de este proceso de malteado son:

  1. Remojado del grano de cereal.
  2. Germinado del grano.
  3. Secado de la malta.

guinness-clasica-malta-tostadaEste último paso se lleva a cabo para eliminar la humedad del grano.

Cualquier variación de tiempo en cualquiera de los pasos del proceso de malteado da lugar a la creación de una cerveza completamente diferente a otra.

Uno de los factores que influyen en la diferenciación de cada cerveza es que los granos sean calentados a diferentes temperaturas para brindarles diferente sabor.

Si el proceso de tostado de los granos dura más, menos azúcar tendrán para generar alcohol.

Sin embargo los granos muy tostados dotan de color y sabor a la cerveza a partir de las llamadas maltas especiales dando lugar a las cervezas tostadas como Guiness Especial 0 Amstel Oro.

La malta base es la usada de forma más generalizada. Se crea a partir de granos tostados ligeramente dando lugar a cervezas claras fáciles de beber como las que consumimos habitualmente en España.

Cereales no malteados en la cerveza

Algunos maestros cerveceros incluyen granos no malteados para aportar diferentes matices de sabor, aroma y color tanto a la cerveza como cuerpo a la espuma.

Estos cereales se suelen usar en cantidades muy pequeñas y, en muchos casos, laminados para obtener una consistencia en la espuma que no se puede obtener tan solo con la malta.

Fuentes:

¿Qué es y cómo se elabora la malta?

Nuevas variedades Cruzcampo

Pilsen, un tipo de malta y mucho más.

Foro para la Investigación de la Cerveza y Estilos de Vida

Imagen: Pixabay y Unsplash