Conocer los tipos de malta forma parte de la inquietud por saber de quienes quieren apreciar la cerveza a partir de sus matices.

Saber qué tipos de malta se utilizan -habitualmente- para elaborar cerveza nos ayudará a poder clasificar los tipos de cerveza según este ingrediente fundamental para su elaboración.

¿Qué es la malta?

En nuestro artículo sobre el proceso de malteado ya te hablamos de qué es la malta y cómo se obtiene a través de un proceso de germinación del grano de cereal. Este grano, previamente humedecido, pasa por un proceso de posterior horneado para luego ser secado.

Cada maestro cervecero selecciona el grano de malta y detiene el proceso de elaboración en el punto que considera propicio con el objetivo de producir cerveza.

La malta como valor diferencial en cada cerveza

Probablemente te has preguntado en alguna ocasión qué es lo que hace que una cerveza sea diferente a otra ¿verdad?.

Pues bien, de detalles como el origen de la malta puede depender que la cerveza tenga matices más herbales, en el caso de ser elaborada con maltas americanas, o que la cerveza nos traiga recuerdo a pan horneado, en el caso de las británicas.

Y es que, precisamente de este ingrediente -y del sofisticado proceso de malteado- depende la amplia variedad de cervezas que existen en el mercado.

Ahora que tenemos claro que existen varios tipos de malta, queremos contarte cuáles son. ¡Vamos allá!

Tipos de malta

Los tipos de malta pueden clasificarse según criterios.

Por una parte, su clasificación vendrá -lógicamente- a partir del cereal del que procedan. De este modo pueden distinguirse las maltas elaboradas a partír de cebada (que son las más habituales), o las de avena, centeno o trigo.

Algunas cervezas utilizan maltas procedentes de distintos cereales, como la Judas.

Por otra parte, se pueden clasificar según el proceso de malteado que se siga. Y en este aspecto es en el que nos vamos a centrar ahora.

Así pues, podemos hablar de tres tipos:

Maltas base

Las maltas base son las más claras y de uso más generalizado en la producción de cerveza.

La diferencia entre unas y otras puede depender de detalles como la tierra de cultivo o la propia elección de los tiempos en la fase de malteado.

Este tipo de malta se usan para producir cervezas tipo:

  • Pilsner
  • Pale
  • Pale Ale
  •  Munich
  • Vienna.

Son elaboradas a temperaturas más bajas y en un tiempo de horneado más corto, factores que influyen en que la cantidad de azúcares fermentables sea mayor.

Aportan un sabor dulce suave y recuerdos al grano.

Maltas caramelizadas

Las maltas caramelizadas son las maltas que pasan directamente del germinado -aún húmedas- al proceso de tueste, obviando la fase de secado. Por ello los azúcares tostados a altas temperaturas obtienen matices de caramelo que afectan tanto al sabor como al color.

Van de un ligero sabor toffee para las menos tostadas a el azúcar quemado para las más tostadas.

Son también denominadas “maltas cristal” y los estilos de cerveza que se producen con ellas son las tipo: American Amber Ale, el English Bitter o el Scottish Ale.

Las maltas caramelizadas se utilizan para dotar de más cuerpo a la cerveza y estabilidad a la espuma. El color del que dota este tipo de maltas a la cerveza va del dorado al rojizo, según el grado de tueste.

Maltas tostadas

Las maltas tostadas son también llamadas “torrefactas”.

Son las que pasan al proceso de tostado tras su completo secado. Ofrecen matices intensos con recuerdo a chocolate, galleta, café… lo que hace que se clasifiquen en varios tipos según el grado de tueste que libera estos matices:

  • Biscuit
  • Ambar
  • Brown
  • Chocolate
  • Café
  • Black

Se usan para las cervezas estilo American Pale Ales. Brown, Amber o Aromatic. Suelen aportar bonitos dorados a la cerveza y sutiles aromas.


Esperamos haberte ayudado a comprender los tipos de malta usados para la elaboración de la cerveza que dan lugar a sus distintas variedades.

Te dejamos algunos enlaces a través de los que puedes ampliar esta información. Nos encantará que nos dejes un comentario y nos cuentes si te ha gustado el articulo 🙂

Fuentes:

La guía definitiva de la malta.

Aprendiendo a comprender las maltas base

Elaboración de los distintos tipos de malta